Kátsica Mayoral recuerda nuestra visita.

En Carranza conocimos el paraje artesanal donde se ubica el local del grupo Chis-Ka-Nal, compuesto por 21 mujeres tzotziles y ahí nos recibió cordialmente Carmen Vázquez, una de sus artesanas más activas, de 59 años, quien viaja regulamente para dar a conocer sus trabajos y gestionar apoyos, ha llegado a presentar exposiciones en Europa y da talleres tanto en su pueblo como en otras localidades del país.

Antonia, Manuela y Carmen nos mostraron sus diseños de colores vibrantes, hechos en telar de cintura con brocado, entre los cuales había huipiles y rebozos, de diferentes grados de detalle.

Asimismo encontramos las faldas tradicionales de Venustiano Carranza, que son bordadas a mano, generalmente sobre tela negra y con colores vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *