Nuestros andares por los Altos de Chiapas narrados por Kátsica Mayoral, seguimos.

Este pueblo tzeltal, uno de los más alejados de Los Altos de Chiapas, no tiene a la vista tiendas o espacios donde se comercialicen los textiles. Tuvimos que ir buscando con los ojos bien abiertos para ubicar a algunas mujeres trabajando en el telar y acercarnos a su labor.

Sobre carretera conocimos a Cecilia López y su familia, que tenían hermosas túnicas con brocado en los colores típicos de Cancuc, que principalmente son en tonos fucsia, azul y turquesa.

Más adelante nos invitaron María Hernández y Antonia Pérez a su casa, donde trabajan el telar de cintura y con alegría nos presentaron a cada uno de los miembros de su familia.

 

TENEJAPA

En Tenejapa cuando recién llegamos no encontrábamos ningún taller ni textiles ni artesanas, pero poco a poco, al ir preguntando, fueron apareciendo las mujeres que con sus grupos se dedican a esta valiosa labor. Entre ellas conocimos a María Sánchez, María Gómez, María Jiménez y María Meza, todas con el mismo nombre y con el mismo amor por los textiles tradicionales de su comunidad tzeltal. Ellas conocen el telar de cintura con brocado y bordado elevado que identifica a la población de Tenejapa.

La última de las artesanas que visitamos, María Meza, es la única que trabaja con tintes naturales y hace piezas bellísimas con pigmentos de plantas locales. Ella también nos contó que ha viajado a lugares tales como Chihuahua, a exponer sobre sus conocimientos ancestrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *