Un documental que narra la lucha de las mujeres tepoztecas en contra de los megaproyectos que constantemente acechan su comunidad. Parte de su protesta, en ella usaron como arma principal el sonido de sus cacerolas. Se tuvo acceso al archivo fotográfico resguardado por el pueblo y el tiempo. En este, las mujeres siempre presentes: organizando,  preparando alimentos, protestando.

Este documental pone en evidencia, además de la lucha constante de un pueblo que conoce y busca honrar sus raíces, un sentido de progreso que buscan imponer las corporaciones en la región, una dirección no compartida por la mayoría de los pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *