https://footcaregroup.org/perpill/johimbina-jak-dziala-viagra/35/ be know do leadership framework essay follow url source link https://sdchirogroup.com/savings/cialis-venta-en-panama/33/ https://chanelmovingforward.com/stories/custom-writer/51/ essays on being there by jerzy kosinski doxycycline and dry eyes see url plus efficace que le cialis 600 word essay on the supreme court https://heystamford.com/writing/help-writing-a-thesis-statement-for-a-research-paper/8/ hydraulic jump lab report pdf sildenafil 50 mg de marfan https://plastic-pollution.org/trialrx/steriods-and-viagra/31/ c assignment essay about rudyard kipling critical criticism essay shakespeare tempest https://elkhartcivictheatre.org/proposal/essay-on-election-system-in-india/3/ analysis essay writer websites ca generic viagra online united states go site easy bus kenya ap bio lab essay https://thembl.org/masters/essay-on-hobby-dance/60/ buy online genuine pfizer viagra how long does it take for viagra to start working https://businesswomanguide.org/capstone/the-prince-and-me-essay-contest/22/ didrogyl dosaggio viagra https://eagfwc.org/men/where-to-buy-cialis-online-yahoo-answers/100/ hyperglycemia and prednisone Otro cacho más de la crónica de Kátsica Mayoral sobre nuestros andares en los Altos de Chiapas. 

En Chenalhó se puede apreciar aún la indumentaria tradicional de los hombres, quienes entre las comunidades indígenas, son los que menos utilizan vestimenta autóctona, a diferencia de las mujeres. El traje tradicional masculino de esta zona se compone de un chaleco de lana cruda que cubre del pecho a las rodillas, debajo una camisa y pantalón corto, fajilla hecha en telar de cintura y un elegante collar de monedas grandes y una cruz, todo de plata.

Aquí visitamos a Angélica María, artesana tzotzil con quien Amanoarte ha cocreado diseños tradicionales fusionados con propuestas actuales. Tiene una calidad muy rica en sus creaciones y trabaja con diversos materiales, como lino, manta, estambre y telar de cintura. Angélica nos recibió en su casa, donde labora con sus hijas y su madre, la señora Rosa Vázquez.

Su trabajo ya se ha dado a conocer en varias partes del país y Angélica ha dado talleres de tejido y bordado en otros estados.

 

 

SaveSave

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *